La justicia de Dios tarda pero no olvida

La justicia de Dios tarda pero no olvida

No importa si eres acusado o perseguido por alguna causa, en especial cuando eres inocente. Si eres justo, Dios estará contigo para cuidar de ti y llebar justicia a tus opresores en el tiempo de su juicio.

En los Estados Unidos durante muchos años, especialmente durante la administración del presidente Bush se inicio una campaña encubierta en contra de los inmigrantes latinos como parte de la supuesta lucha “anti-terrorista”. Aun el más neófito de los ciudadanos de ese país sabe que los supuestos terroristas no entraron por la frontera sur, lo que demuestra que esta persecución tiene otra connotación que no tiene nada que ver con el terrorismo.

 

Cristianos mezclados con políticos

Lo más indignante es que dentro de las filas del partido republicano, llamado también “derecha ultraconservadora” este formado en su mayoría por “cristianos-evangélicos” que se jactan de tener las más grandes congregaciones en los E.U. Y que han sido cómplices que las decisiones que este personaje tomó en el pasado.

¿Porque personas que se dicen ser cristianas apoyan leyes injustas y personas como el señor Bush legaliza la tortura? ¿O porqué invadir un país en donde han muerto más de 100,000 personas y que no tenía nada que ver con los ataques del 2001? ¿Irrumpir en las casas de personas trabajadoras y tratarlos como criminales por el único crimen de ser pobres? ¿Empleadores explotando a sus trabajadores? O ¿Cristianos esfuerzandose por dañar a sus semejantes?

Quizá no tengamos la respuesta a todas esas interrogantes, pero de algo estamos seguros: que todas esas injusticias y la persecución de inmigrantes latinos y de otras nacionalidades terminará algún día. Vivimos tiempos difíciles en donde abunda el engaño y la mentira, la gente cae en los más absurdos engaños y en las más sofisticadas mentiras. Hace casi 80 años Adolfo Hitler dijo: “cuanto más grande la mentira, mas serán los que la crean” y evidentemente muchos cristianos bien intencionados y temerosos de Dios han sido engañados y manipulados para seguir a personas como Hitler y Bush cuando se mostraron como “miembros” de su misma línea religiosa. Lo curioso es que muchos de los que cometen esas injusticias creen que actúan dentro de la legalidad y que incluso cuentan con la aprobación de Dios, tal como los personajes antes mencionados.

 

Asumir que somos justos nos llevará a condenación

Muchos creyentes asumen que todos los cristianos somos intrínsecamente justos, solo por pertenecer a determinada denominación, lo cual no es cierto. La única forma de presentarnos delante de Dios siendo justificados es cumplir sus mandamientos20 Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos”. Mateo 5:20

De modo que nuestra justificación es algo que dependerá en gran medida de lo que nosotros mismos hagamos, tal como lo expresa Pablo en la epístola a los Gálatas “17 Y si buscando ser justificados en Cristo, también nosotros somos hallados pecadores, ¿es por eso Cristo ministro de pecado? En ninguna manera. 18 Porque si las cosas que destruí, las mismas vuelvo a edificar, transgresor me hago”. Gálatas 2:17-18; es decir, que cuando me arrepentí de mis pecados, las obras de maldad quedaron destruidas, pero si las vuelvo a edificar actuando en injusticia, me convierto en transgresor de la ley de Dios; y por lo tanto, digno de castigo.

 

Quiza tu mismo hayas sido injusto

A lo mejor tu has sido injusto, y le hayas causado daño a una o muchas personas sin saberlo. Asi como Pablo persiguió a la iglesia del Señor creyendo que le estaba haciendo un favor, quizá tu fuiste injusto con tu prójimo; pero no importa lo que hiciste, importa que te arrepientas para que el Señor te perdone y no vuelvas a pecar.

Por otro lado, quizá hayas pasado por alguna situación injusta de la cual quisieras escapar pero no puedes… A lo mejor, otros están hicieron algo en contra tuya y quisieras tomar justicia por tu propia mano. Es posible que tu familia este pasando una situación injusta. No te preocupes, ni te desesperes porque la respuesta de Dios vendrá muy pronto “24 sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís. 25 Mas el que hace injusticia, recibirá la injusticia que hiciere, porque no hay acepción de personas”. Colosenses 3:24-25.

Estos versículos sin lugar a dudas nos declaran que Dios juzgara a todos los hombres, aquellos que le servimos nos recompensara, pero quienes obraron injustamente los castigara. Por ahora, es posible que no encuentres una salida a tu situación, solo te pido que esperes y tengas un poco de paciencia porque Dios no te dejara ni te desamparara.

 

¿Estas pasando por una crisis?

Por otro lado, quizá hayas pasado por alguna situación injusta de la cual quisieras escapar pero no puedes… A lo mejor, otros están hicieron algo en contra tuya y quisieras tomar justicia por tu propia mano. Es posible que tu familia este pasando una situación injusta. No te preocupes, ni te desesperes porque la respuesta de Dios vendrá muy pronto “24 sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís. 25 Mas el que hace injusticia, recibirá la injusticia que hiciere, porque no hay acepción de personas”. Colosenses 3:24-25.

Estos versículos sin lugar a dudas nos declaran que Dios juzgara a todos los hombres, aquellos que le servimos nos recompensara, pero quienes obraron injustamente los castigara. Por ahora, es posible que no encuentres una salida a tu situación, solo te pido que esperes y tengas un poco de paciencia porque Dios no te dejara ni te desamparara.

 

Solo espera en el Señor

No importa en qué situación te encuentres si eres justo, Dios te librara de todos tus adversarios y volverá su injusticia en contra de ellos mismos, no desesperes ni busques justicia por tu cuenta, no caigas en la trampa del mundo que nos manda a “defender nuestros derechos”, espera en el Señor y confía en él, y el hará. “19Porque esto merece aprobación, si alguno a causa de la conciencia delante de Dios, sufre molestias padeciendo injustamente. 20 Pues ¿qué gloria es, si pecando sois abofeteados, y lo soportáis? Más si haciendo lo bueno sufrís, y lo soportáis, esto ciertamente es aprobado delante de Dios”. 1 Pedro 2:19-20

La clave está en soportar la maldad y la mala intensión del inicuo, si sabemos defendernos a la manera de Dios, es decir, usando las armas espirituales que nos ha proporcionado, podemos clamar misericordia y el responderá desde lo alto.

 

Deja un Comentario

Su cuenta de email no será publicada. Campos requeridos estan marcados con *

Entradas Recientes